Probióticos naturales

Es un simbiótico compuesto por microorganismos vivos, que permanecen adheridos en el intestino. En cantidades adecuadas producen beneficios en la salud del individuo que los consumen para así tener una microbiota sana.

¿No os preguntáis por qué se comercializan casi la totalidad de los probióticos de otras marcas liofilizados, deshidratados, etc.? La respuesta es sencilla: Estos otros microorganismos no se mantienen vivos y estables a temperatura ambiente. La mayoría morirían al contacto con el oxígeno y por supuesto, que tengamos conocimiento, no pueden sobrepasar la barrera ácida creada por el estómago (pH 1,5). Probimel reúne todas estas cualidades, además de otras, consiguiendo rápidamente que cualquier persona que lo toma perciba su eficacia, sobre todo aquellas que padecen alguna patología en la que estos microorganismos interactúan para mejorar nuestra salud, por ejemplo, diarreas, reflujos gastroesofágicos, síndrome de colon irritable, intolerancias alimentarias, etc.

Si observáramos en un microscopio de 40X una gota de Probimel (previamente agitado), podríamos comprobar la cantidad de microorganismo que contiene y como se mueven. Si un año después, desde el mismo envase, extrajéramos otra gota y repitiéramos la misma operación, podríamos observar lo mismo… sobran las palabras.

No tiene edad. En personas mayores por ejemplo ayuda eficazmente a fortalecer su sistema inmune mejorando significativamente su calidad de vida.

1. Nos ayuda a recuperar nuestra microbiota intestinal a veces dañada por medicación (como los antibióticos), estrés, mala alimentación, tabaco, alcohol etc… y así regenerarla manteniéndola saludable.

2. Refuerza nuestro sistema inmunitario.

3. Nos ayuda a mejorar los problemas digestivos causados por enfermedades inflamatorias intestinales, diarreas, estreñimiento, reflujo y gases entre otros.

4. Mejora la absorción de nutrientes como el calcio, hierro y magnesio.

5. Genera vitaminas k, B1 B2, Biotina, ácido butírico (ácido graso de cadena corta) y enzimas que favorece nuestra salud intestinal llenándonos de energía.

6. Mejora las intolerancias alimentarias (Lactosa, gluten, fructosa, sorbitol)

7. Estimula la formación de ácido láctico, disminuyendo el PH del tubo digestivo.

8. Potencia la función del intestino como barrera inmunitaria.

Probimel se puede tomar sólo o diluido en algún liquido no muy caliente (zumos, batidos verdes, infusiones, café). Nosotros recomendamos tomarlo en un yogurt. Las dosis estándar son:

· Niños entre 2 años hasta 12 años: 3 ml al día.

· Jóvenes y adultos: 5-10 ml al día.

Se puede tomar a cualquier hora del día.

La inocuidad del simbiótico PROBIMEL está totalmente garantizada para la persona que lo toma, no encontrándose contaminación alguna, ni conociéndose interacciones o contraindicaciones de ningún tipo aun tomándose una dosis superior a la recomendada.

Probimel contiene microorganismos estables y para su óptima conservación, una vez abierto, a la nevera.

No tiene un tiempo determinado o establecido, pudiéndose incorporar a nuestra dieta habitual como hábito saludable.

Probióticos naturales

Mejora tu microbiota natural con nuestra selección de productos

Descubre
las ventajas
de nuestros
Probióticos

Abrir el chat
1
Hola, ¿necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Utilizamos cookies para darle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web.
Aceptar
Rechazar