sibo tratamiento natural

SIBO, síntomas. Tratamientos naturales

Tratamientos naturales con probióticos para la enfermedad SIBO y cómo pueden cambiar tu vida

Introducción

La sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado (SIBO, por sus siglas en inglés) es una condición que se caracteriza por un aumento anormal de bacterias en el intestino delgado. Estas bacterias, que normalmente se encuentran en otras partes del tracto digestivo, pueden causar una serie de síntomas digestivos incómodos y a menudo debilitantes. Las causas de SIBO incluyen trastornos de motilidad intestinal, cirugía abdominal previa, y condiciones que afectan el sistema inmunológico, entre otras.

Tener un tratamiento efectivo para SIBO es crucial, ya que puede mejorar significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen. Entre los diversos tratamientos disponibles, los probióticos han demostrado ser una opción natural y efectiva para manejar esta condición.

Descripción de Mejoras Clave al usar Probióticos naturales PROBIMEL, reportadas por personas que ya lo toman. 

Hay que tener en cuenta que cada persona puede tardar mas o menos según el grado de afección que padezca o si tiene otras patologías interactuando. Estos beneficios, se han descrito en personas tomando un promedio de 10 mL/día.

Se recomienda agitar antes de cada toma, una vez abierto guardar en  frío. Puedes tomarlo sólo o mezclado con zumos, lácteos e infusiones.

No contiene saborizantes, ni conservantes. Por lo que es un cultivo microbiano puro, con sabor ácido. Tanto su sabor y olor puede cambiar con el paso del tiempo. Es normal, pues es un producto con microorganismos vivos.

Todas las presentaciones de Probimel son aptas para mejorar estas patologías, te recomendamos Probimel 150 ml para empezar a probarlo y una vez veas los resultados, puedes optar por el formato ahorro Probimel 500

Síntomas Digestivos

Notable reducción de los síntomas digestivos asociados con SIBO:

  1. Disminución de la distensión y el dolor abdominal: Las bacterias beneficiosas en los probióticos ayudan a equilibrar la microbiota intestinal, reduciendo la producción de gas y, por ende, la distensión y el dolor abdominal.

  2. Mejor regularidad intestinal: Al promover un equilibrio saludable de bacterias, los probióticos pueden mejorar el tránsito intestinal, ayudando a combatir tanto el estreñimiento como la diarrea.

  3. Reducción de flatulencias: Los probióticos ayudan a reducir la fermentación excesiva de los alimentos en el intestino delgado, disminuyendo así la producción de gas y las flatulencias.

Síntomas Generales

Además de los beneficios digestivos, nos reportan mejorías en otros síntomas sistémicos:

  1. Aumento en energía y vitalidad: Al mejorar la absorción de nutrientes y reducir la inflamación, los probióticos pueden aumentar los niveles de energía y vitalidad.

  2. Mejora en síntomas sistémicos: Algunos pacientes reportan una disminución en los dolores articulares y erupciones cutáneas, probablemente debido a la reducción de la inflamación sistémica.

Indicadores Clínicos

Mejoras medibles en indicadores clínicos:

  1. Mejoras en pruebas diagnósticas: La prueba del aliento, comúnmente utilizada para diagnosticar SIBO, puede mostrar una reducción en los niveles de hidrógeno y metano después de un tratamiento con probióticos.

  2. Reducción de biomarcadores de inflamación: Estudios han demostrado que los probióticos pueden ayudar a disminuir los niveles de marcadores inflamatorios en el cuerpo, contribuyendo a una mejor salud general.

Estado General de Salud

El impacto de los probióticos no se limita solo al sistema digestivo:

  1. Mejora en salud mental: La conexión entre el intestino y el cerebro (eje intestino-cerebro) sugiere que un intestino sano puede contribuir a una mejor salud mental, reduciendo síntomas de ansiedad y depresión.

  2. Calidad del sueño: Mejorar la salud digestiva puede conducir a un sueño más reparador, ya que un sistema digestivo equilibrado puede disminuir las molestias nocturnas y mejorar el bienestar general.

Consejos sobre Dieta y Estilo de Vida

Para maximizar los beneficios de los probióticos en el tratamiento de SIBO, es importante seguir una dieta y un estilo de vida adecuados:

  1. Dieta:

    • Dieta baja en FODMAP: Limitar los alimentos ricos en FODMAP (fermentable oligo-, di-, mono-sacáridos y polioles) puede reducir la fermentación excesiva y los síntomas de SIBO.
    • Alimentos fermentados: Incorporar alimentos como el yogur, el kéfir, el chucrut y el kimchi, que son naturalmente ricos en probióticos, puede apoyar la salud intestinal.
    • Fibra prebiótica: Consumir alimentos ricos en fibra prebiótica, como plátanos, espárragos y cebollas, puede alimentar a las bacterias beneficiosas y potenciar los efectos de los probióticos.
  2. Estilo de vida:

    • Ejercicio regular: La actividad física regular puede mejorar la motilidad intestinal y ayudar a mantener un equilibrio saludable de la microbiota.
    • Reducción del estrés: Practicar técnicas de manejo del estrés, como el yoga, la meditación o la respiración profunda, puede tener un impacto positivo en la salud intestinal.
    • Hidratación adecuada: Beber suficiente agua es esencial para el funcionamiento óptimo del sistema digestivo.

Monitoreo y Evaluación

Es fundamental llevar un monitoreo continuo y ajustar el tratamiento según sea necesario:

  1. Evaluación continua: Mantener un diario de síntomas y mejoras puede ayudar a identificar qué estrategias están funcionando mejor.
  2. Seguimiento médico: Consultar regularmente con un profesional de la salud para evaluar el progreso y realizar ajustes en el tratamiento es esencial para el manejo eficaz de SIBO.

Importancia de un Enfoque Multidisciplinario

El tratamiento del SIBO a menudo requiere la colaboración de varios profesionales:

  • Gastroenterólogos: Diagnóstico y manejo médico.
  • Nutricionistas: Planes de dieta personalizados.
  • Naturópatas: Tratamientos herbales y suplementos.
  • Psicólogos: Manejo del estrés y factores psicológicos que afectan la salud digestiva.

Conclusión

Además de seguir un plan de tratamiento adecuado, existen varias estrategias que pueden ayudar a aliviar los síntomas del SIBO y mejorar la calidad de vida. Estos incluyen evitar ciertos alimentos que pueden empeorar los síntomas, practicar técnicas de gestión del estrés, mantener un estilo de vida activo y buscar apoyo emocional cuando sea necesario.

En resumen, el SIBO es una condición gastrointestinal que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes la padecen. Sin embargo, con el tratamiento adecuado y algunos cambios en el estilo de vida, es posible controlar los síntomas y vivir una vida plena y saludable. Los probióticos, como Probimel, pueden desempeñar un papel importante en el manejo del SIBO al promover un equilibrio bacteriano saludable en el intestino delgado.

Nuestra recomendación para SIBO: puedes comenzar con Probimel 150 ml, una vez compruebes que te funciona puedes optar al formato ahorro, Probimel 500 mL. Comienza con una dosis de 10 o 15 mL/día y una vez comiences a encontrarte mejor, puedes reducir a 10 mL, con el tiempo podrás tomarlo 2 0 3 veces en semana para mantener optimo tu microbiota. Pero eso lo puedes decir tú, según te encuentres. No tiene contraindicaciones. Recuerda que antes de cada toma agitar, después lo puedes guardar en frío, lo puedes tomar solo o mezclado con alguna bebida como zumos, lácteos, infusiones… Este producto no tiene conservantes ni saborizantes, es un cultivo microbiano puro con lactobacillus vivos.

Es normal que con el paso del tiempo, pueda cambiar de sabor y olor. Aunque las bacterias van inoculadas en un 1% de leche fermentada, para que vivan y se mantengan vivos los microorganismos que contiene el producto, es apto para los intolerantes a la lactosa, ya que no contiene lactosa y además ayudan a asimilar la proteína de la leche.

Referencias

  1. Xavier, R. J. et al. (2021). “Gut microbiome signatures linked to precancerous colon polyps.” Nature.
  2. Sonnenburg, J. L. et al. (2020). “Microbiota-accessible carbohydrate consumption by gut bacteria.” Cell Host & Microbe.
  3. Gerber, G. K. et al. (2019). “Probabilistic models and biological experiments for analyzing dynamic microbiomes.” mSystems.
  4. Walker, A. W. et al. (2018). “Probiotic supplementation and its effects on intestinal health.” Harvard Medical School.

¿Qué no se puede comer con SIBO?

Algunos alimentos que se deben evitar si se tiene SIBO incluyen aquellos que son altos en carbohidratos fermentables, como ciertas frutas, verduras, granos y lácteos. Estos alimentos pueden alimentar el crecimiento bacteriano en el intestino delgado y empeorar los síntomas.

¿Qué fruta debo evitar si tengo SIBO?

Las frutas que son altas en fructosa, como manzanas, peras, mangos y sandías, deben evitarse si se tiene SIBO. La fructosa puede fermentarse en el intestino delgado y empeorar los síntomas.

¿Qué leche tomar si tengo SIBO?

Las personas con SIBO a menudo encuentran que la leche de vaca puede empeorar los síntomas debido a su contenido de lactosa. En su lugar, pueden optar por leches alternativas, como leche de almendras, leche de coco o leche de arroz, que son bajas en lactosa y pueden ser mejor toleradas.

Si padeces patologías como gastritis y reflujo gastroesofágico,  colitis crónica, SIBO, estreñimiento crónico, diverticulitis, intolerancia a la lactosa, Fibromialgia, celiaquía, gastroenteritis, alergia primaveral. Probimel es la respuesta. No te decepcionará. 

Te puede interesar leer la experiencia del Doctor Dr. Rafael Gómez y Blasco, aplicando Probimel  en patologías como sobrepeso, la obesidad, prediabetes, resistencia a la insulina, diabetes mellitus, hígado graso no alcohólico, síndrome metabólico, con un resultado muy positivo.

Puedes encontrarnos también en Amazon (pulsa enlace sobre el nombre del producto y te llevará a nuestra tienda en Amazon), donde encontrarás Probimel 150 mL, Probimel 500 mL, Probimel for Woman 500 mL, Probimel Silicio Orgánico con probióticos naturales.

Valorado con 0 de 5

Natural

Probiótico natural Probimel 150. ¡ENVÍO GRATIS!

Probimel: El Probiotico Natural para Toda la Familia Probimel es un probiótico avanzado y versátil, ideal para todas las edades, desde lactantes hasta adultos mayores. Diseñado para mejorar la salud...

23,50  I.V.A. incluido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Probimel
Hola, ¿necesitas ayuda?
Utilizamos cookies para darle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web.
Aceptar
Rechazar